Nuevos recién nacidos infectados con herpes por la práctica de circuncisión oral

Dos bebés más, en tres meses, afectados con herpes después del ritual judío de circuncisión oral, chupando la sangre.

Alazul Digital | La Redacción
Práctica religiosa con más de 5000 años de antigüedad
Publicado: 08/04/2013 - 18:04 / Actualizado: 26/11/2014 - 17:13

Otros dos niños más han sido infectados con un herpes mortal después de someterlos a una circuncisión religiosa oral en la ciudad de Nueva York.

Desde el año 2000 se han producido trece casos conocidos de niños que han contraído herpes con la práctica religiosa de la circunscripción, de los cuales dos sufrieron daños cerebrales y dos murieron a causa del virus que puede propagarse rápidamente por todo su cuerpo.

La costumbre judía de metzitzah b'peh requiere la práctica de chupar el pene del bebé para "limpiar" la herida abierta después de su circuncisión, que los hace susceptibles al virus. "Una infección de herpes en un bebé recién nacido tiene el riesgo de provocar una enfermedad grave y la muerte", dijo Jay Varma, comisionado adjunto para el control de la enfermedad del Departamento de Salud e Higiene Mental de Nueva York.

La práctica religiosa se remonta a más de 5.000 años. Los judíos más modernos utilizan un dispositivo esterilizado de aspiración para limpiar la herida pero otros rabinos, calificándolo de libertad religiosa, continúan con el método tradicional de chupar el pene del recién nacido.

Según el rabino David Zwiebel, vicepresidente ejecutivo de la organización ortodoxa judía de Israel, Agudath de América, dos tercios de los niños nacidos en comunidades Hasidic New York City son circuncidados mediante succión oral, informan el Daily Mail y ABC News.