Inaugurado en Panamá

Quinto centenario del “Requerimiento”, el documento jurídico más abominable de todos los tiempos

Alazul Digital | La Redacción
Fuente: La Redacción
Si aceptaban el Requerimiento se les respetarían sus costumbres, propiedades y haciendas
Publicado: 11/10/2013 - 07:04 / Actualizado: 20/05/2016 - 08:12

El Requerimiento, cuyo nombre completo era "Notificación y requerimiento que se ha dado de hacer a los moradores de las islas en tierra firme del mar océano que aún no están sujetos a Nuestro Señor", fue pregonado por primera vez hace 500 años - en 1513 - en Panamá, por Pedrarias Dávila, un noble, político y militar castellano, gobernador y capitán general de Castilla del Oro (zona que comprendía algunos territorios centroamericanos y del norte de Sudamérica + Panamá, Costa Rica y Nicaragua) y gobernador de Nicaragua. Aunque fue redactado un año antes, en 1512.

Por medio de este pregón el conquistador debía informar a los indígenas de que Dios, creador de los primeros hombres, había elegido a San Pedro y a sus sucesores de Roma como monarcas del mundo, superiores en autoridad a todos los príncipes de la Tierra, y un Papa posterior,Alejandro VI, había conferido la posesión de las indias al rey de Castilla. Por consiguiente, los indios recibían la orden de reconocer su autoridad y quedar como sus súbditos.

El Requerimiento fue el primer texto legal, creado en las “Leyes de Burgos”, que  justificaba, anunciaba y autorizaba por mandato divino la Conquista de los aborígenes americanos. La redacción fue encargada por el rey Fernando II el Católico, a un oficial de la misma Corona, Juan López de Palacios Rubios, cuyo verdadero nombre era Juan López de Vivero, catedrático de la Universidad de Salamanca y de la de Valladolid, y Embajador en Roma.

"De parte del rey, don Fernando, y de su hija, doña Juana, reina de Castilla y León, domadores de pueblos bárbaros, nosotros, sus siervos, os notificamos y os hacemos saber, como mejor podemos, que Dios nuestro Señor, uno y eterno, creó el cielo y la tierra, y un hombre y una mujer... Dios nuestro Señor dio cargo a uno, que fue llamado san Pedro, para que de todos los hombres del mundo fuese señor y superior a quien todos obedeciesen, y fue cabeza de todo el linaje humano...  A este llamaron Papa, porque quiere decir admirable, padre mayor y gobernador de todos los hombres...

A este san Pedro obedecieron y tomaron por señor, rey y superior del universo los que en aquel tiempo vivían, y así mismo han tenido a todos los otros que después de él fueron elegidos al pontificado, y así se ha continuado hasta ahora, y continuará hasta que el mundo se acabe.

Uno de los Pontífices pasados que en lugar de éste sucedió en aquella dignidad y silla que he dicho, como señor del mundo hizo donación de estas islas y tierra firme del mar Océano a los dichos Rey y Reina... Así que Sus Majestades son reyes y señores de estas islas y tierra firme por virtud de la dicha donación... requerimos que entendáis bien esto que os hemos dicho... y reconozcáis a la Iglesia por señora y superiora del universo mundo, y al Sumo Pontífice, llamado Papa, en su nombre, y al Rey y reina doña Juana, nuestros señores, en su lugar, como a superiores y reyes...

... Y si así no lo hicieseis o en ello maliciosamente pusieseis dilación, os certifico que con la ayuda de Dios nosotros entraremos poderosamente contra vosotros, y os haremos guerra por todas las partes y maneras que pudiéramos, y os sujetaremos al yugo y obediencia de la Iglesia y de Sus Majestades, y tomaremos vuestras personas y de vuestras mujeres e hijos y los haremos esclavos, y como tales los venderemos y dispondremos de ellos como Sus Majestades mandaren, y os tomaremos vuestros bienes, y os haremos todos los males y daños que pudiéramos..."

La lectura del documento fue un requisito legal previo a cualquier acción armada de conquista, aunque se hacía en español y la mayoría de las veces no se disponía de traductor de modo que los indígenas no entendían ni una palabra. El Requerimiento desapareció formalmente en 1542 con las Nuevas Leyes de Indias, y las ordenanzas en 1573, en las que se invitaba a someterse y ya no se hablaba de conquistar, sino de pacificar.

Páginas

Compartir este artículo
Notificación y requerimiento que se ha dado de hacer a los moradores de las islas en tierra firme del mar océano que aún no están sujetos a Nuestro Señor", fue pregonado por primera vez hace 500 años - en 1513 - en Panamá, por Pedrarias Dávila, un noble, político y militar castellano, gobernador y capitán general de Castilla del Oro (zona que comprendía algunos territorios centroamericanos y del norte de Sudamérica + Panamá, Costa Rica y Nicaragua) y gobernador de Nicaragua." data-share-imageurl="">