Hormiga "zombi"

La hormiga “pilotada” por el "gusarapo chico” en su periplo

El "gusarapo chico” es un gusano microscópico con un ciclo exterior en el que intervienen varios seres vivos, secuestrando la voluntad de uno de ellos, la hormiga Formica fusca.

Alazul Digital | La Redacción
La hormiga afectada busca una brizna de hierba
Publicado: 11/03/2017 - 11:41 / Actualizado: 11/03/2017 - 19:58

El gusarapo crece y se reproduce en los mamíferos rumiantes como la vaca y la oveja, pasando de ellos a un tipo de caracol y de éste a una especie de hormiga a la que convierte en “zombi”, usándola para llegar de nuevo al ganado.

El "gusarapo chico” (Dicrocoelium dendriticum), en su edad adulta, vive formando una malla en los conductos intercelulares que existen entre las células del hígado de los rumiantes. En este medio interior madura y pone los huevos que van a parar a la bilis.

Los huevos del "gusarapo chico”, en la bilis, salen al exterior mediante las heces del mamífero anfitrión y son ingeridos por varios tipos de caracoles (Helicella, Zebrina y otros) que consumen las heces quedando infectados. En el tracto digestivo del caracol los huevos sueltan las larvas que tras unas fases de crecimiento vuelven a salir al exterior por el poro respiratorio del caracol envueltas en mucus, formando unas bolitas que son consumidas por una especie de hormiga (Formica fusca).

Un vez en el cuerpo de la hormiga, la larva del "gusarapo chico” vuelve a crecer hasta que segrega unas toxinas que le permiten secuestrar el sistema nervioso de la hormiga, su instinto natural; convirtiéndola en una hormiga “zombi”.

Al caer la noche, la hormiga “zombi”, sale sola del hormiguero ignorando al resto de la colonia y se dirige hacia una brizna de hierba que escala hasta su punta, mordiéndola y quedándose allí toda la noche a la espera ser comida por una vaca o una oveja…

Ya en el interior del mamífero, que ha ingerido la hierba, la larva del "gusarapo chico” migra directamente desde el intestino hasta los canalículos biliares, creciendo allí hasta la fase adulta y el desove, iniciando de nuevo su ciclo o “periplo” vital.

Video/s
  1. 1

Daniel Dennett on Religion & Memes

Dan Dennett makes an interesting analogy between the Lancet Fluke (Dicrocoelium dendriticum) that commandeers the mind of ants, and religious preachers who commandeer the minds of people. Time

 

Alazul Digital
http://alazul.com/node/153